La piscina del Preventorio ha recibido un gran número de visitantes a pesar de los problemas que hicieron que se retrasase su apertura. Bañistas de todas las edades han pasado por el recinto para refrescarse en una piscina que este año no ha tenido el mantenimiento adecuado. Mili, encargada del recinto desde hace 30 años, cuando Don Cirilo le dijo a su marido y a ella que se encargasen de las instalaciones, comentó “Este año no hemos podido hacer ninguna mejora. Todos los años la hacíamos pero este año dijeron que no se abría y se formó un gran revuelo. El Ayuntamiento de Alcoy mandó a unos fontaneros pero el chorro sigue sin mucha agua. La gente viene y responde porque les gusta venir a esta piscina por el entorno y porque se está muy tranquilo. Es una pena que tengamos estos problemas en un recinto que los alcoyanos quieren mucho”.

La piscina apura sus últimos días de apertura y cerrará este próximo Domingo con la esperanza de superar los problemas que han habido este año y  abrir en condiciones la próxima temporada.