La Policía Local de Alcoy observó durante la madrugada del Martes al Miércoles sobre la 01:45 horas, a un coche con conducta sospechosa en la carretera de la Font Roja. Los agentes detuvieron el vehículo e identificaron al conductor, observando que el motivo de la conducción sospechosa era que se encontraba jugando al Pokémon Go en su móvil, por lo que fue sancionado.

Además la Policía Local informó de dos accidentes de tráfico con daños materiales en la Calle Espronceda y Murillo. Otro problema relacionado en vehículos fue un incendio en la calle Alicante. Los agentes también realizaron un control de tráfico entre las 0:00 y la 01:10 horas. El resultado fueron denuncias por un positivo por alcohol, dos por tenencia de drogas y dos más por tener la ITV caducada.