La Policía Local de Castalla ha incautado una plantación de marihuana en la localidad, dentro de una operación en colaboración con la Guardia Civil. La detención, que ha sido exitosa gracias a la cooperación entre cuerpos, se ha producido después de varias semanas de vigilancia y seguimiento del sospechoso por parte de los agentes locales. Los policías han puesto a disposición judicial a la persona detenida, que fue localizada in fraganti, cultivando, presuntamente, sustancias estupefacientes.

Los agentes del cuerpo de Policía de Castalla plasmaron en diligencias previas el resultado de su trabajo de vigilancia, dando cuenta a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y al Juzgado de lo ocurrido. Según fuentes policiales, “las plantas incautadas alcanzaban en algunos casos los dos metros de altura y se encontraban en avanzado estado de floración”.

En un contexto marcado por la emergencia social y económica que ha impuesto la Covid-19, las fuerzas de seguridad municipales siguen realizando sus labores preventivas para proteger a la ciudadanía de Castalla y mantener el orden en las calles de la capital de la Foia. La Policía Local trabaja en todo momento para hacer cumplir la ley y aportar seguridad a la ciudadanía, en un contexto de pandemia donde aumenta la incerteza. En este sentido, vale la pena destacar la campaña de control de velocidad llevada a cabo por la Policía Local en el municipio para reforzar la seguridad vial en Castalla.

Con motivo de esta detención, la Policía Local de Castalla recuerda que el cultivo de este tipo de sustancias puede ser motivo de delito de acuerdo con el artículo 368 del Código Penal. Además, también puede ser constitutivo de infracción grave, de acuerdo con el artículo 36.18, de la Ley Orgánica 4/2015, del 30 de Marzo de protección de la Seguridad Ciudadana.