A lo largo de los meses de Junio y Julio, la Policía Local ha intensificado la vigilancia en el Racó de Sant Bonaventura. Se han realizado más de 200 visitas al paraje natural municipal por parte de los agentes a causa de las llamadas de los voluntarios contra incendios, por avisos de ciudadanos y por visitas rutinarias de vigilancia.

Desde el Ayuntamiento de Alcoy, se recuerda la prohibición de aparcar en el Racó de Sant Bonaventura, aquellos vehículos que han incumplido la señalización ya han sido multados por la Policía Local. Entre finales de Junio y la primera semana de Julio, se han cursado cuatro denuncias.

En la pista forestal del Racó de Sant Bonaventura está prohibido aparcar. Tal y como se destaca, desde la Concejalía de Medio Ambiente, el motivo principal es para evitar que los vehículos queden atrapados en caso de incendio y también para no obstaculizar la entrada de los bomberos en un camino estrecho y con poca visibilidad.

Jordi Martínez, edil delegado de Medio Ambiente, recuerda la necesidad de proteger entre todos la inmensa riqueza natural que tenemos en nuestra ciudad. “Debemos concienciarnos todos de la necesidad de proteger el entorno que tenemos, cumpliendo las normas y sabiendo que los comportamientos irresponsables pueden tener consecuencias catastróficas. No aparcar en lugares que no están autorizados y dejar el entorno limpio es fundamental, más aún, en un verano con un riesgo de incendio altísimo”.