Las fuerzas de seguridad siguen manteniendo los controles en los accesos de Alcoy para evitar la entrada y salida de aquellas personas que no tengan que desplazarse por motivos laborales. Tanto Policía Local como Policía Nacional están pidiendo los permisos de empresa a los conductores, una medida que se empezó a intensificar desde este Jueves y que provocó largas colas de vehículos desde primera hora de este Viernes.

Cabe recordar que la medida tiene como objetivo evitar desplazamientos a segundas residencias con motivo del inicio de la Semana Santa, así como que sólo las personas que trabajen en los catalogados como servicios esenciales, y por tanto dispongan del pertinente permiso, podrán circular sin ser sancionadas.