Tras el dispositivo policial realizado especialmente en nuestra ciudad durante este fin de semana marcado por el que hubiese sido el día de Mig Any y al ser la primera noche en la que entraba la normativa del toque de queda decretada por el Gobierno, fueron once propuestas de sanción por no llevar la mascarilla.

El concejal de Seguridad, Raül Llopis Palmer, daba las gracias a todas las fuerzas públicas implicadas en el dispositivo especial, que realizaron su aportación en la ausencia de incidentes de importancia, al tiempo que también agradecía el comportamiento de los ciudadanos y de los establecimientos hosteleros y recordaba el acierto de cerrar los parques por las noches para evitar botellones.