Las obras de reparación del puente Fernando Reig han entrado en una nueva fase. Finalizada ya la sustitución de los 38 tirantes, en lo que ha sido una compleja actuación, ahora ha llegado el turno del tablero del puente en el que se está interviniendo para su mejora, levantando el asfalto existente de cara a su sustitución. Además, estos trabajos se combinarán con las pruebas de carga, con el fin de agilizar el proceso.

Hay que tener en cuenta que la obra en la plataforma era la que se estaba realizando en el verano de 2016, cuando los operarios escucharon un fuerte crujido que obligó a cerrar el puente definitivamente a principios del mes de Agosto de dicho año, determinándose con posterioridad y a raíz de los estudios realizados que el problema estaba en los tirantes, de ahí que se optara por su sustitución. Cambiar los tirantes ha supuesto una actuación compleja, puesto que para poder llevar a cabo los trabajos de sustitución ha sido necesario construir una decena de torres sobre las que poder descansar el tablero mientras los tirantes no cumplan con su función.

Las obras de reparación del puente Fernando Reig empezaron en Mayo del año pasado y cuentan con un plazo de ejecución de 13 meses, por lo que sería en el mes de Junio de este año cuando tendrían que estar finalizadas, si bien se desarrollan a buen ritmo e incluso podría avanzarse su reapertura, a falta de confirmación oficial, tratándose de una vía muy importante para el tráfico rodado.

La reparación del puente está siendo acometida por el Ministerio de Fomento, titular de la infraestructura, y la inversión se sitúa en torno a los 10 millones de euros, una cantidad que engloba tanto la sustitución de los tirantes como los diferentes estudios que se realizaron para determinar cuál era el problema, como también incluye la intervención en la plataforma.