Los artesanos de las Fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy han decidido crear una asociación para afrontar unidos la crisis a la que se están enfrentando como consecuencia del Coronavirus. La pandemia ha obligado a suspender todas las celebraciones de las fiestas de Moros y Cristianos, de ahí que hayan decidido unirse para reclamar ayudas y difundir su trabajo.

La presentación de la Asociación tuvo lugar durante la mañana  de ayer en el salón de plenos del Ayuntamiento, cita en la que también estuvieron presentes el alcalde, Toni Francés, y el presidente de la Asociación de San Jorge, Juan José Olcina. Según explicaron dos de los promotores de la iniciativa, Modesto Moiña y Santhidas Vélez, la suspensión de las Fiestas de Moros y Cristianos, tanto en Alcoy como en el resto de municipios, les ha dejado en una situación muy delicada, toda vez que «vamos a pasar todo un año en blanco».

En Alcoy hay 15 empresas dedicadas íntegramente a la Fiesta, que se encargan de elaborar trajes, metales o turbantes, entre otros elementos imprescindibles para la celebración. A través de la Asociación el colectivo quiere crear una marca que les identifique, así como llevar a cabo acciones de promoción a través de la organización de eventos como jornadas y ferias. También solicitan ayudas que les sirvan de apoyo para hacer frente a la delicada situación por la que atraviesan.

Tanto Juan José Olcina como Toni Francés han mostrado su respaldo a la iniciativa. El alcalde ha recordado que por unanimidad de todos los grupos municipales, se están estudiando qué tipo de ayudas pueden ofrecérseles al colectivo. Francés, asimismo, ha anunciado que por iniciativa del grupo socialista, tanto en la Diputación como en las Cortes Valencianas se va a plantear la habilitación de líneas de ayudas.

La Asociación ya cuenta con un logotipo diseñado por Juan Climent Miró, y anuncia para el próximo Míercoles una reunión en el Museu de la Festa para informar a los interesados acerca de la iniciativa e ir sumando apoyos.