A partir del próximo Lunes día 10 de Septiembre, los ciudadanos que hacen un uso intensivo del recorrido de la Vía Verde ya no tendrán que sufrir el paso de los vehículos del autobús urbano. Las líneas 2 y 3 del autobús cambian sus recorridos en el barrio de Batoy dotando a esta parte de la ciudad de tres nuevas paradas. Los cambios han sido posibles tras las mejoras realizadas por el Ayuntamiento de Alcoy en algunas calles del barrio y de haber conectado Batoy con Santa Rosa a través del puente Pep Llinares.

La próxima semana, la vía verde se verá definitivamente libre de vehículos a motor. El recorrido que congrega a numerosos ciudadanos que pasean por este tramo, tanto entre semana como el fin de semana, no tendrán que convivir con el paso del autobús urbano, que tenía que atravesar los túneles entre Santa Rosa y Batoy para llegar a este último.

“Cumplimos así con una larga demanda de las alcoyanas y los alcoyanos, con los cambios que hemos realizado, la vía verde es definitivamente un recorrido que podemos disfrutar todos sin peligro de tener que compartir el espacio con vehículos de motor de gran envergadura. Además, damos respuesta a una reivindicación de muchos años como es que el autobús llegara a la parte baja de Batoy, explicó el concejal de movilidad, Jordi Martínez.

El nuevo recorrido de las líneas 2 y 3 será desde la parada de la calle Banyeres, por la calle Montgó hasta la calle Montcabrer, y a través del puente Pep Linares hasta la calle Camino Viejo de Batoy, después los autobuses pasarán por la rotonda hasta la calle Maestro José Ribera Montes. También se habilitan tres nuevas paradas de autobús en el barrio de Batoy, una en la esquina de Montdúber con Montgó parte inferior; la segunda en Montcabrer frente al número 38 y la tercera en frente del parque que hay entre los números 8 y 10 del Camino Viejo de Batoy.