La unidad 331 de los bomberos forestales procedió durante la tarde de ayer a retirar los chopos que habían caído junto al albergue canino de Alcoy, y que estaban cortando uno de los dos accesos de los que dispone estas instalaciones. Tal y como ya se había informado anteriormente, el suceso se registró durante la madrugada del pasado Sábado, sin que afortunadamente se tuviese que lamentar ninguna desgracia personal. Los efectivos de la unidad cortaron los troncos de los árboles, de considerables dimensiones, para despejar el paso.