Juan Serrano tiene al Club Deportivo Alcoyano SAD con una economía al borde del colapso. El club arrastra un importante agujero acumulado principalmente en las dos últimas temporadas con contratos por encima de las verdaderas posibilidades del club, con una constante ir y venir de jugadores en la plantilla y con tres técnicos por temporada. Un vacío en las arcas que ha afectado hasta el fútbol base, con técnicos de la escuela a los que se les debe tres mensualidades del pasado curso.

Muy del dinero que se recaudó esta temporada de la campaña de socios se tuvo que utilizar en verano para pagar deudas del pasado curso. Actualmente la plantilla está al día pero con muchas dificultades. Sin liquidez en las arcas, se ha tenido que recurrir a algunos accionistas y de colaboradores cercanos para pagar las nóminas de los últimos meses. No ocurre igual con el cuerpo técnico, con un mes de retraso en el cobro, siendo los más perjudicados de esta situación los empleados del club, que no están al día y han llegado acumular hasta tres meses de retrasos.