Cocentaina vivió en la tarde de ayer un multitudinario arranque de las Fiestas de Moros y Cristianos. El músico contestano Edu Bernabéu fue el encargado de dirigir el Himno arropado por los cientos de asistentes que abarrotaron la plaza del Pla. Durante el día de hoy, la población celebrará la Entrada, uno de los actos más destacados, con una participación que superará las 3.000 personas.

Los contestanos y las contestanas están inmersos desde ayer en sus Fiestas de Moros y Cristianos. El programa festero arrancó pasadas las 19:00 horas de la tarde con el desfile de las 16 filas acompañadas por sus respectivas bandas de música desde la parte alta del Passeig del Comtat. La Colla de Dolçaines i Tabals «Mal Passet» abrió la comitiva, mientras que el Ateneu Musical de Cocentaina la cerró acompañado por el director del Himno de este año, el músico local Edu Bernabeu Valls.

El recorrido de festeros y músicos finalizó en la plaza del Pla, donde se vivió uno de los momentos más emotivos de los festejos en honor a Sant Hipòlit, la interpretación del Himno. Cabe recordar que se trata de una pieza que creó el poeta Gerard Mur i Pérez y a la que le puso música el compositor José Insa Martínez.

Cientos de personas se agolparon en la plaza para arropar al protagonista de un acto que supone el pistoletazo de salida de tres intensas jornadas que este año, además, estarán marcadas por las altas temperaturas que se están registrando desde principios de semana.

Tal y como es habitual, en la interpretación del Himno participó el Ateneu Musical y las bandas de música que acompañan a las cuatro filas de cargo: la Societat Musical i Cultual de Penàguila, La Lira de Quatretonda, la Unió Musical Contestana y la Unió Musical Beniatjarense. Como no podía ser de otro modo, los festeros acudieron a las sedes de sus respectivas filas tras el emotivo acto para degustar la tradicional «Olleta Contestana» y reponer fuerzas para celebrar las últimas «Voltetes» de esta edición.