Muro de Alcoy registró durante el día de ayer dos incendios de matorrales en un margen de apenas cuatro horas. La superficie afectada entre los dos siniestros fue de 1.500 metros cuadrados y ambos se produjeron en las inmediaciones del casco urbano.

El primero de los incendios se registró a las 11:40 horas y se llevó por delante mil metros cuadrados de matorrales y bancales abandonados. Fue junto a la calle Triana y el fuego se originó en una cuneta, por lo que se sospechaba que pudiese ser intencionado. Hasta el lugar de los hechos se desplazaron tres vehículos del Parque Intercomarcal de Bomberos de La Montaña de Cocentaina, una unidad de vigilancia y una dotación de bomberos forestales del parque de Planes. Los efectivos desplazados lograron extinguir las llamas, que se estaban propagando con celeridad.

El segundo de los siniestros tuvo lugar a las 14:40 horas del mediodía, en esta ocasión en las proximidades del Polideportivo. En este caso fueron 500 los metros cuadrados afectados, también de matorrales y bancales abandonados. Intervinieron en las tareas de extinción una dotación del parque de bomberos de Cocentaina y otra de bomberos forestales, también de Planes.

La concatenación de ambos incendios levantó las alarmas, al considerarse que pudiesen tener un origen intencionado.