Alcoy celebró durante la tarde de ayer la festividad de su patrona, la Virgen de los Lirios, con una serie de actos en la Font Roja que arrancó con una multitudinaria misa de campaña en la explanada del santuario. El obispo de Lleida, Salvador Giménez, fue el encargado un año más de presidir el oficio religioso, al que asistieron numerosos devotos y vecinos en general. Uno de los momentos más emotivos fue la presentación de los niños y niñas a la Virgen, así como la procesión por las inmediaciones de la iglesia.