Multitud de visitantes se acercaron hasta la capital del Comtat en una tarde que se superaron los 35º para disfrutar del desfile de la Entrada de Moros y Cristianos de Cocentaina, en el cual participaron más de 3.000 personas.

Las tropas cristianas avanzaron por las calles de Cocentaina. La fila Contestanos abrió el desfile de las tropas de la cruz por ostentar en esta edición la capitanía del bando cristiano. Los metales y las armas fueron los protagonistas de estas primeras filas que surgieron por las calles centrales del municipio. Por la noche, las tropas moras fueron las encargadas de cerrar este desfile que defendió la fila Berebers «Els Borts» que ostentaba la capitanía mora.

A pesar de las altas temperaturas que acompañaron a esta jornada festival, el municipio del Comtat acogió multitud de público a lo largo de todo el recorrido que realizó el acto.