La Policía local de Muro de Alcoy, a través de su Representación Sindical en la Policía Local, quiere exponer lo siguiente:

La Policía Local de Muro de Alcoy mantiene en la actualidad discrepancias con el Gobierno local. Tras numerosos intentos de acercamiento por parte del cuerpo policial a través de sus representantes sindicales (SPPLB, C-SIF, SIPOL) y de personal, para negociar unas justas y adecuadas condiciones laborales que valore la realidad de las funciones prestadas, intentos que no han recibido respuesta, por lo que los funcionarios policiales han decidido hacer pública, a través de la presente Nota, su malestar y disgusto con la Corporación Municipal, debido a la mala situación laboral en la que el colectivo se encuentra inmerso desde hace años.

Durante el período de tiempo en el que se han intentado establecer vías de negociación (ya supera de largo más de 10 años), han sido nulos e infructuosos los intentos de conseguir una modificación de las condiciones laborales del Cuerpo policial, para actualizarlas a los tiempos, en lo que se refiere al desempeño de sus funciones, equiparando las condiciones a otras Policías Locales de similares características. No obstante, los diferentes Gobiernos locales han dejado de lado los intentos de modificar la situación, sin tener en consideración la importancia de la labor llevada a cabo por un Cuerpo policial, en el que todos sus miembros para dar un mayor y mejor servicio a su localidad, han asumido funciones adicionales por propia voluntad, y  desarrollado, adicionalmente, proyectos que han necesitado de gran dedicación e implicación, profesional y personal, esfuerzos y prestaciones que nunca han sido debidamente reconocidas ni contempladas en los puestos de trabajo por parte de la Corporación municipal.

Atendiendo a la reivindicación de los policías, y a pesar de la insistencia de los diferentes Sindicatos, nunca se ha llegado a un entendimiento entre las partes implicadas, y el tiempo ha ido transcurriendo y generando un clima de malestar y tensión, debido al abandono municipal que los representantes policiales y sindicatos están sufriendo desde hace más de 10 años. Del mismo modo, los representantes policiales destacan el estancamiento de una Policía que, a pesar de asumir nuevas competencias durante cada año laboral, en ningún momento se ha visto reconocida y apoyada por el Ayuntamiento, y que actualmente se encuentra sumida en una valoración de sus puestos de trabajo totalmente desfasada (la última catalogación de dicho puesto corresponde al año 2002), y para nada acorde con las características y necesidades de la población en la que prestan servicio y que, por su evidente evolución demográfica, económica y social, no ha tenido la posibilidad de disponer de un cuerpo policial valorado y evolucionado ocasionando por ello un evidente perjuicio a la ciudadanía.

Como consecuencia de la fragilidad y obsolescencia de las condiciones laborales, los servicios de Seguridad Pública que presta el Ayuntamiento de Muro de Alcoy, son inestables, las consecuencias las pagan los vecinos, y la responsabilidad siempre es del Gobierno municipal, cuya imagen corporativa se ve dañada, aunque no parece preocuparle.

Desde la representación del colectivo policial se quiere trasladar que, a pesar de la falta de atención y de reconocimiento que el Gobierno municipal le dispensa, el compromiso de los funcionarios policiales para con la población es incuestionable, ya que garantizar la convivencia ciudadana (aun con escasos  medios en muchos casos) y velar por la seguridad de la población las 24 horas del día los 365 días al año, forma parte de los principios fundamentales de un Cuerpo que, pese a la desatención municipal, no puede dejar de realizar su labor, y siempre, en cualquier situación, como hasta ahora, seguirá atendiendo al municipio, al tiempo que continuará intentando obtener el reconocimiento institucional que merece y que, hasta el momento, la Corporación municipal orilla sin preocuparle las consecuencias.