Los vecinos de la calle Casablanca han colgado pancartas en los balcones en señal de protesta por las ocupaciones ilegales y el estado de ruina de algunas viviendas ubicadas en esta calle.

Los vecinos intentan con esta medida, pedir una solución al Ayuntamiento y que se impliquen en este problema todos los partidos políticos. Los vecinos explican que, la degradación de los edificios es mayor con el paso del tiempo y esto facilita la ocupación de los mismos .

El concejal de Seguridad, Raül Llopis, explica que son los juzgados los que tienen la competencia en el caso de los okupas mientras que Compromis ha anunciado que preguntarán en el pleno a cerca de las acciones previstas por parte del Ayuntamiento.