Desde hace unos años se viene hablando de la necesidad de legalizar las piscinas del Preventorio, las cuales no cumplen con la normativa sanitaria ni se ajusta a las exigencias de seguridad, en tanto que no cuenta, por ejemplo, con personal de salvamento. Por este motivo, la Fundación Mariola la Asunción, responsable titular de la instalación, se dispone a redactar un proyecto para homologarlas y evitar así su cierre.

El baño en las piscinas del Preventorio es una costumbre muy tradicional, ya que la instalación lleva muchas décadas funcionando como piscina de uso público, si bien no es propiamente una piscina como tal. Se alimenta del nacimiento del rio Uxola, que nace poco más arriba y va cayendo el agua a modo de cascada de una piscina a otra por unos canales preparados para ello.

En los últimos tiempos las piscinas del Preventorio vienen recibiendo numerosos visitantes, y el hecho de que no se ajusten a la normativa vigente en temas de sanidad (cloración adecuada del agua) y seguridad (falta de socorrista) comporta que desde hace unos años exista una amenaza de cierre de las instalaciones.

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alcoy, Jordi Martínez, explica que la Fundación Mariola la Asunción es la responsable de las piscinas, a la vez que informa sobre el proyecto en marcha para legalizar el servicio.

La idea, según Martínez, pasa por catalogarlo como zona de baño continental, teniendo en cuenta las características de la instalación, que no es una piscina artificial propiamente, sino un punto de baño con agua que brota naturalmente. En la provincia de Alicante existen dos zonas catalogadas como aguas de baño continentales, como son los Baños del río Algar, en Callosa d’en Sarrià, y el Barranc de l’Encantà de Planes.

Señalar que las piscinas del Preventorio cuentan con un quiosco de venta de refrescos y snacks, hay mesas y sombrillas, y también dispone de aseos y vestuarios.