El departamento de Obras y Servicios trabaja desde el Martes para localizar y solucionar el problema que se vive en zonas del Ensanche, donde los vecinos soportan un fuerte pitido. Por ello se han realizado las siguientes actuaciones:
  • Se ha contactado con las innmobiliarias para que revisen los locales que están en venta o alquiler.
  • Se ha dejado sin suministro eléctrico todo el alumbrado público, semáforos, cámaras y pasos iluminados de la zona de Entenza.
  • Se ha realizado revisión de la estación de regulación y medida de gas natural ubicada en Pintor Cabrera y se han realizado comprobaciones de posibles fugas de gas.
  • Junto con la colaboración de la compañía distribuidora se ha actuado en 5 transformadores, quitando de forma progresiva el suministro eléctrico para poder acotar la ubicación de la fuente generadora en caso de que estuviera suministrada eléctricamente.
  • Se han revisado edificios en Entenza, San Isidro y Pintor Cabrera.
  • Se ha contactado con la empresa suministradora de agua, Aqualia, para verificar si tenían algún tipo de elemento electrónico por la zona.
Todos estos trabajos realizados no han permitido localizar el origen del pitido, y esta próxima semana se incorporará una empresa especializada. Lamentan las molestias que sufren las personas residentes en estas zonas y esperan que en breve se pueda solucionar el problema.