El CD Alcoyano y Ontinyent CF se repartieron los puntos en el Campo Municipal El Collao en un derbi huérfano de goles debido al acierto de los porteros y al travesaño que repelió el disparo de Bryan Reyna a dos minutos del final.

El conjunto valenciano, mejor posicionado sobre el césped y más atento en las segundas jugadas, llevó la iniciativa durante el primer acto apoyado en la verticalidad de José Antonio Soler, la pelea del ex-alcoyanista David Torres y la precisión de Tito Malagón en las acciones a balón parado. La estrategia estuvo a punto de proporcionar el primer tanto de los valencianos, pero el remate de cabeza de Julen tropezó con los reflejos de Miguel Bañuz. El primer y único remate entre los tres palos del Alcoyano llegó en el minuto 22 en una doble ocasión de Óscar Díaz y del debutante Vicente Pérez, que disparó raso a las manos de Craviotto. De nuevo Tito Malagón rozó el gol con una falta directa que salió lamiendo la cruceta y un córner directo que Bañuz desvió por encima del travesaño.

El segundo acto arrancó con el Alcoyano más metido en el campo rival. Mir tomó riesgos sacrificando un central, Primi, para reforzar la parcela ofensiva con el goleador Rubio. El técnico visitante, Mullor, prescindió de uno de los hombres que más generó en ataque, Tito Malagón, para sellar la defensa con el lateral Raúl Fuster.

Cumplida la media hora de juego Barreda empalmó un balón suelto en el segundo palo que Craviotto rechazó con las piernas emulando a un portero de balonmano. La recompensa al domino del segundo tiempo estuvo cerca con una acción individual del peruano Bryan Reyna en el interior del área, pero el balón salió repelido por el travesaño.

Al final ambos conjuntos se tuvieron que conformar con el empate inicial, aunque el Club Deportivo Alcoyano hizo más méritos para llevarse la victoria.