Por tercer año consecutivo el paraje de Serelles ha acogido una jornada de educación ambiental para incidir en las tareas de repoblación y en las medidas de prevención de incendios forestales. Bajo el título “Día del árbol”, la jornada organizada este pasado Domingo por la concejalía de Medio Ambiente congregó unas 200 personas, en su mayoría escolares.

La sesión de educación ambiental fue impartida por investigadores de la Universidad Miguel Hernández de Elche, entidad que desde el incendio forestal sufrido en 2012 en la Sierra de Mariola se encarga de las tareas de seguimiento para la repoblación.

El concejal de Medio Ambiente, Jordi Martínez, explicó los protocolos de actuación que se llevan a cabo sobre la zona, eje sobre el que giró la jornada formativa del Domingo: “Después de una primera fase durante la cual las medidas de recuperación del terreno no mostraron la eficiencia deseada, ya hace tres años que las tareas de repoblación contemplan tres vertientes diferentes. Por un lado, la replantación de especies autóctonas como el roble valenciano, el pino y el tejo. También se procede a la tala de algunos ejemplares, cuya acumulación dificulta las tareas de extinción de incendios. Complementariamente se lleva a cabo el mulching, una técnica agrícola que permite conservar el suelo gracias a su recubrimiento mediante material orgánico”. ACIF, otra de las entidades colaboradoras, se encargó de terminar todo el material necesario para la actividad del pasado Domingo.

Más allá de la vertiente divulgativa, los asistentes pudieron disfrutar de un desayuno popular y de una climatología que, hasta el final de la actividad, no presentó lluvia.