Tal día como hoy, 8 de agosto de 2016, hace un año que el Ministerio de Fomento decidió cerrar el puente para realizar una gran reparación, ya que previamente durante unas tareas de mantenimiento y conservación se observó la rotura de uno de sus tirantes.

El pasado mayo, por fin se iniciaba la reparación del puente por parte del Ministerio de Fomento con un coste estimado de 7,2 millones de euros y un plazo de ejecución de 13 meses, con lo que en junio del 2018 debería estar finalizado. El concejal Manuel Gomicia confía en que se adelante el final de la obra dado el ritmo de los trabajos actuales, donde se trabaja en el levantamiento de las diez torres que tendrán que sostener la plataforma mientras se procede a la sustitución de los 38 tensores.