Un brote de gastroenteritis ha afectado a día de hoy alrededor de 54 personas en el centro residencial “Novaire” situado en la calle Oliver de Alcoy. Fuentes del Departamento de Salud de esta ciudad han explicado que se trata de un virus que responde a un cuadro leve pero muy contagioso, que suele afectar a este tipo de instalaciones cerradas y que los síntomas suelen remitir alrededor de las 48 horas.

El brote se decretó el pasado Viernes y desde entonces los profesionales que trabajan en el geriátrico han extremado las medidas de higiene para evitar la transmisión del virus. Aún así, hasta la fecha lo han contraído un total de 47 usuarios y 7 trabajadores, y en ninguno de los casos se ha requerido hospitalización. Las citadas fuentes, han asegurado que por el momento todos los afectados se están recuperando sin problemas y que la situación está bajo control, por lo que no es motivo de alarma.