La Guardia Civil de Villena ha detenido en Bocairent a un hombre de nacionalidad española de 27 años como presunto autor de un delito de atentado contra un agente de la autoridad, delito por daños y un delito contra la seguridad del tráfico. Además, el detenido protagonizó una persecución que hubiera podido poner en peligro a peatones, conductores y ciclistas.

El altercado tuvo lugar este pasado Domingo día 26 de Agosto, cuando la Policía Local de Beneixama alertó a la Guardia Civil de Villena que un turismo que iba a mucha velocidad no respondía a las señales de alto, por lo que enseguida la Guardia civil movilizó a 6 agentes en tres vehículos diferentes, uno de ellos camuflado.

Una vez localizado, se fijaron que conducía con mucha temeridad, hasta el punto de que la gente se apartaba para no sufrir un accidente. El punto culminante fue cuando el conductor, una vez que se introdujo en el núcleo urbano de Biar, ya que al salir de éste, uno de los vehículos de la Guardia Civil le esperaba, pero este en lugar de frenar continuó y embistió el coche, intentando expulsarlo varias veces de la vía. Afortunadamente nadie salió herido.

Por lo que al conductor temerario, se le perdió la pista tras volver a circular por el centro de Beneixama, pero el Martes 28, después de hacer algunas investigaciones se logró encontrar su domicilio en Bocairent, donde fue detenido por la Guardia Civil de Villena. Hay que destacar que este Miércoles día 29, pasó a disposición judicial y fue decretada su libertad con cargos.

La detención no hubiera sido posible sin la colaboración de la Guardia Civil de Villena junto a la Policía Local de Villena, Banyeres, Biar y Beneixama.