Un enjambre de 9.000 abejas obligó ayer a cortar la calle Cid de Alcoy durante más de tres horas. Los insectos fueron localizados en el Parque de la Rosaleda, dándose la voz de alarma alrededor de las 15:30 horas de la tarde. Hasta el lugar de los hechos acudieron efectivos de los Bomberos del parque intercomarcal La Montaña y la Policía Local, que procedieron a cortar la calle por precaución. Así se permaneció hasta que alrededor de las 18:00 horas acudieron dos apicultores, que retiraron las abejas con la ayuda de un aspirador. La circulación, mientras tanto, se tuvo que desviar por la Avenida La Alameda. Por suerte, no se tuvieron que lamentar incidentes.