Un joven de 23 años ha sido detenido como presunto autor del robo de reliquias religiosas en una parroquia de Cocentaina, entre otras una figura de San Hipólito, patrón de esta localidad, y de otras sustracciones en instalaciones municipales de la misma población.

El joven huyó a su país natal, Marruecos, donde permaneció un tiempo, al verse acorralado por las sospechas de su posible detención, aunque volvió este mes a Cocentaina, donde reside y fue capturado por la Guardia Civil, según un comunicado del instituto armado.

El arrestado, al que se le imputan cinco delitos de robo con fuerza y otros dos de hurto, ha quedado en libertad provisional con cargos tras pasar a disposición judicial, según la Benemérita.

El pasado mes de Junio tuvieron lugar unos robos con fuerza en Cocentaina “bastante característicos” porque se produjeron en el edificio de oficinas de la Concejalía de Fiestas, en el departamento de Urbanismo e Información al Consumidor y en las oficinas de SUMA, así como en dependencias de Cáritas de la Parroquia El Salvador, en un supermercado y en tres domicilios particulares.

Según la nota de la Guardia Civil, de la parroquia fueron sustraídas reliquias religiosas tan simbólicas para sus feligreses como platinas, rosarios, relicarios e, incluso, una figura de San Hipólito, patrón del municipio.

Los robos habían causado “una gran repercusión social y mediática en el municipio”, afirma el comunicado.

Los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Cocentaina-Muro de Alcoy se encargaron de las pesquisas e identificaron al presunto autor de esas sustracciones, que fue apresado en cuanto regresó a España tras haber huido a Marruecos.