La Audiencia de Alicante ha condenado a dos años de prisión al vecino de Alcoy acusado de descargarse y distribuir pornografía infantil.

La sección tercera del organismo provincial le atribuye un delito de pornografía infantil y corrupción de menores. Los hechos se remontan hasta el año 2015, cuando fueron hallados hasta 78 archivos de contenido pornográfico infantil en el domicilio del acusado, que, supuestamente, se habría descargado en Noviembre del año anterior y compartido de manera “pasiva”, según reza la sentencia. Agentes de la policía intervinieron un teléfono, tres discos duros, seis dispositivos de almacenamiento USB, una tarjeta de USB, otra de memoria y una libreta de color azul con anotaciones manuscritas, que el detenido almacenaba en su domicilio.

Según dicta la sentencia de la Audiencia de Alicante, que no es firme, ya que cabe recurso de casación, el imputado reconoció que su hijo le instaló el programa a través del que pudo descargarse los archivos de carácter pedófilo. La causa, de la que ha sido parte acusadora el Ministerio Fiscal, impone la pena de dos años de prisión al vecino de Alcoy, además de la medida de libertad vigilada de tres años.