Durante el día de ayer se realizó el corte al tráfico del túnel situado en la calle Olivar de la Bassa.

Esto ha provocado un malestar entre los vecinos de la zona ya que se ha cortado sin previo aviso y sin información de cuándo se va a volver a abrir al tráfico. Los usuarios al intentar circular por esta calle se quedan en un callejón sin salida teniendo que dar un rodeo para volver a su trayecto original ya que no existe ninguna señalización del corte hasta que se llega al mismo túnel.

Además de esto los vecinos también solicitan por seguridad que se vuelva a poner un espejo para acceder desde la calle Olivar de la Bassa a Juan Gil Albert que ha desaparecido con las obras de comunicación con la calle Terrassa. Este cruce que ahora tiene mayor importancia es un peligro y para mejorar la seguridad vial, lo más óptimo sería la instalación de semáforos.