La fiscalía solicita una pena de dos años de cárcel para un hombre al que acusa de cometer una imprudencia que derivó en la quema de 2,2 hectáreas de terreno forestal, la mayor parte en el parque natural de la Fuente Roja, en el término municipal de Alcoy. Así se recoge en el escrito de acusación provisional elaborado por el ministerio público, al que ha tenido acceso Efe, antes del juicio, que aún no tiene fecha, en un juzgado de lo Penal de Alicante.

Los hechos ocurrieron sobre las 12:15 horas del día 21 de Julio de 2014, cuando el acusado se encontraba en compañía de un amigo en la llamada Vía Verde de Alcoy.
La fiscalía sostiene que el sospechoso conocía suficientemente las circunstancias climatológicas y del terreno propias de la época del año, que entrañaban un importante riesgo de incendio en la zona. Pese a ello, sin adoptar medida de seguridad alguna, de acuerdo con la acusación pública, prendió fuego a una camiseta con un mechero sobre una piedra y las llamas se propagaron a la vegetación seca.

El incendio se extendió rápidamente y afectó a 2,2 hectáreas del parque natural, incluido el Lugar de Interés Comunitario (LIC) Sierra de Mariola y Carrascal de la Fuente Roja e integrado en la Zona de Especial Protección de Aves (Zepa) del mismo nombre. El fuego causó daños al Consistorio de Alcoy que han sido tasados pericialmente en 2.009 euros, mientras que los trabajos de extinción, en los que participaron dos aviones y seis autobombas del Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante, tuvieron un coste de casi 17.000 euros. Tanto la Generalitat como la Diputación de Alicante y el Ayuntamiento alcoyano están personados en la causa como acusación particular para reclamar una indemnización.

La fiscalía considera al acusado autor de un presunto delito de incendio forestal contra un espacio natural protegido cometido por una imprudencia grave y pide inicialmente para él dos años de cárcel y una multa de 1.800 euros.