La primera nevada de la temporada cayó desde las 17.00 horas de ayer en los puntos más elevados de la comarca. La nieve cuajó en la Font Roja, así como en Aitana y Serrella. Todas las carreteras permanecieron abiertas, según la Dirección General de Tráfico. El Ministerio de Fomento activó el plan de conservación de carreteras ante el riesgo de frío y nieve.

La provincia cuenta con 14 máquinas quitanieves, 14 millones de kilos de sal y 228.000 litros de salmuera para mantener en condiciones la red de carreteras del Estado. El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, presentó este viernes en Castalla un dispositivo con más de 1.000 efectivos en toda la comunidad. Moragues ha pedido a los conductores que extremen las medidas de seguridad e informarse antes de salir a la carretera.