Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Elda a un hombre de 70 años acusado de agredir sexualmente a una mujer la madrugada del pasado 28 de Septiembre en una vivienda de la vecina localidad de Petrer, después de acceder a su casa de madrugada con un hacha mientras estaba durmiendo, según informó Jefatura en un comunicado.

Fue una llamada al 091 la que alertó a los agentes que se había producido una agresión sexual en una vivienda de Petrer, en la misma comarca. Un coche de policía acudió hasta el lugar de los hechos, donde la víctima en un alto grado de nerviosismo manifestó lo que había sucedido siendo esta más tarde trasladada a un centro de salud para ser atendida. Según comentó, mientras dormía, un hombre que conocía por razones laborales, entró en su casa y la despertó con gritos y amenazas, mientras sostenía un hacha en la mano. La víctima intentó escaparse pero el agresor le puso el hacha en el cuello, obligándola a realizar actos sexuales en contra de su voluntad. Tras diferentes horas se fue amenazándola de muerte si avisaba a la policía.

Al día siguiente de los hechos, el sospechoso pudo ser localizado en Monóvar (Alicante) a bordo de un vehículo y, al darle el alto los agentes, emprendió la huida a gran velocidad por las calles de esa localidad, llegando a circular en sentido contrario, estrellando su coche contra el de los agentes y dándose a la fuga. Desde entonces se reforzó el operativo de búsqueda y, en menos de una semana, se logró cercar al presunto agresor en torno a una vivienda de Elda, donde finalmente fue encontrado y, debido a la presión policial, terminó entregándose, siendo detenido.

El arrestado, de nacionalidad española y que ya contaba con antecedentes policiales por hechos similares, ha sido acusado de los presuntos delitos de agresión sexual, allanamiento de morada, amenazas graves, detención ilegal, atentado y daños contra la seguridad vial. El juez ha decretado su ingreso en prisión, según fuentes policiales.