La asistencia ha sido basta elevada y también se habló de las entradas y escaleras de las viviendas, que tienen que estar libres y seguras, para poder salir sin dificultades en caso de emergencia.

El pasado junio del 2020 se produjo un incendio bajo de estas viviendas, debido entre otras cosas a la acumulación de residuos y voluminosos en la vertiente del río. Estos vertidos además producen fuertes olores y proliferación de plagas.

A pesar de que no acudieron todos los implicados se ha establecido una comunicación directa con el vecindario y se le ha comunicado que en breve se hará la limpieza de las zonas pero con el compromiso de no ensuciarlo de nuevo e intentar disuadir al conjunto de los vecinos de la necesidad de mantenerlo todo limpio por la misma salud de todas y todos.

Algunas medidas por parte del Ayuntamiento consistirán en la retirada de estos vertidos y se colocará un nuevo contenedor en la zona para facilitar la tirada diaria de los residuos, así mismo se les advirtió que si continúan estos vertidos, la próxima limpieza repercutirá sobre todos los habitantes de la zona. Así mismo, la EVHA tiene previsto incorporar un equipo de mediación para trabajar en estas zonas aspectos que afectan la convivencia como es la limpieza, mantenimiento de espacios comunes, creación de comunidades, etc., para enseñar y hacer pedagogía de la necesidad de adquirir hábitos saludables en el que respeta a la gestión de los residuos.

Por otro lado harán visitas para retirar muchos voluminosos que permanecen en las escaleras, patios y entradas de las casas, en colaboración con el ayuntamiento.

Indicar finalmente que se ha propuesto la vigilancia y control a distancia por parte del mismo ayuntamiento, para poder localizar las casas que realicen de forma habitual estos vertidos, puesto que desde el consistorio se tiene constancia que una gran mayoría del vecindario gestiona los residuos correctamente.

«Valoramos muy positivamente estas reuniones, porque se ha informado sobre los problemas de salubridad y otroas que estos vertidos incontrolados generan sobre las mismas comunidades de vecinos y por tanto antes de limpiar los mismos, queremos concienciar de la problemática y buscar su colaboración para mantener las zonas tan limpias como sea posible. Muchas de las personas que asistieron a la reunión eran sabedoras y estaban de acuerdo en el hecho que no se puede seguir produciendo e incluido se comprometieron, al menos personalmente, a mantener las zonas comunes limpias», ha explicado el concejal de Transición Ecológica, Jordi Silvestre.