Desde hace unos días se han iniciado las obras para colocar los sistemas acústicos para los semáforos. Una de las iniciativas aprobadas en los presupuestos participativos de 2017. El coste total de la iniciativa es de 42.000 euros y permitirá adaptar la mayoría los semáforos de la ciudad.

Los sistemas adaptados para invidentes se están colocando en 37 cruces, los cuales han sido consensuados por los técnicos municipales y la ONCE, que han indicado sus preferencias. Estos 37 puntos, adecuados para invidentes, funcionarán con el sistema del Bluetooth del teléfono, es decir que no sonarán cada vez que el semáforo esté verde, tan sólo cuando activen el sistema.