A día de hoy existe miedo y preocupación entre los vecinos de la Urbanización del Baradello Gelat, uno de los diseminados de la zona sur del término municipal que se encuentra cerca de la Fuente de los Patos-Carretera de Bocairent. En la última semana se han registrado dos robos que han sido certificados por la Policía Nacional. De momento no han detenido a nadie, aunque parece que tienen información concreta sobre los posibles autores de los hechos. La Policía descarta que se trate de una oleada de robos, pero lo cierto es que hay al menos dos denuncias en 8 o 9 días de diferencia y las viviendas son prácticamente contiguas.

Lo que sí se sabe es que se trata de profesionales que aprovechan ausencias cortas de los vecinos para entrar con rapidez y hacerse con todo lo que encuentran de valor (dinero, joyas y objetos personales). Los ladrones entran a plena luz del día, los cuales fuerzan ventanas y puertas sin hacer demasiado ruido ni desperfectos.

Lo que preocupa al vecindario es el nivel de conocimiento de los hábitos, costumbres y horarios de todos los miembros de las familias que viven en esta zona. Los ladrones esperan que hayan marchado y entran con cuidado, ya que también tienen claro los dispositivos de alarmas y seguridad y saben exactamente por donde deben acceder a la vivienda.