Un agente del Cuerpo Nacional de la Policía (CNP) disparó ayer Miércoles día 11 a un perro de raza catalogada como potencialmente peligrosa, concretamente a un American Stanford, después de que éste atacase a otro agente en nuestra ciudad. Los hechos, según ha podido saber este diario, ocurrieron en la calle Arzobispo Doménech cuando ambos policías intentaban detener a un hombre que había quebrantado una orden de alejamiento. Según las fuentes consultadas, aseguran que el can salió de otra vivienda y se abalanzó sobre la pierna de uno de los agentes, viéndose el otro obligado a disparar hasta en tres ocasiones.

La Policía Local de Alcoy también acudió hasta el lugar de los hechos, procediendo a cortar la vía y a trasladar al perro a una clínica veterinaria cercana, dado que no había fallecido. El agente que fue atacado también tuvo que ser atendido en un centro sanitario. Las citadas fuentes no han sabido concretar finalmente qué sucedió con el animal.