Un coche que podría haber sido robado apareció la noche del jueves en las escaleras del parque de Batoy cerca de la pista de skateboard. La Policía Local acordonó la zona.