ARTÍCULO DE OPINIÓN DE PAULA AGULLÓ


● La Diputación de Alicante apoya al pequeño comercio con la iniciativa BONO CONSUMO
● Cocentaina recibirá más de 76.000 euros que revertirán en el comercio local.

Desde hace ya unos años, el mes de noviembre se ha convertido en el mes de las compras navideñas. Y no porque seamos precavidos, no.
Esta moda estadounidense, que empezó como un pequeño descuento, el último viernes del Mesías con algunos artículos seleccionados, se ha convertido, en las grandes cadenas de tiendas, en descuentos de hasta el 50 y el 70%, durante varias semanas e incluso todo el mes en todos los productos.
Mucha gente espera ansiosa la llegada del “Black Friday” para hacer las compras navideñas aprovechando los precios rebajados. Este año con la inflación de los precios aún puede haber más compras por el “Black Friday”. Por si esto no fuera suficiente, también aparece el cibermonday, no vaya a ser que alguien se haya quedado sin poder comprar algo después de todo el mes en rebajas.
Tantas promociones seguidas, en las grandes cadenas de tiendas, acaban siendo una auténtica pesadilla para los pequeños negocios locales, cuyas estructuras no les permiten asumir tanta presión promocional.
Prueba evidente del continuo cierre de locales comerciales es ver que las calles están repletas de carteles de “se alquila”. Las políticas municipales, las tasas y los altos impuestos impiden que el pequeño comercio pueda desarrollarse en un marco de prosperidad. El comercio de Cocentaina no es ajeno a esta circunstancia.
Para frenar la vorágine de promociones de las grandes superficies, tan perjudicial para el comercio local, hay una iniciativa que ya está funcionando en poblaciones de la provincia de Alicante. Una de las soluciones que tenemos este año para poder afrontar la temporada navideña son los “Bono Consumo”. A través de estos bonos Cocentaina recibirá más de 76.000 euros de la Diputación de Alicante que revertirán en el comercio local.
Tenemos que ser conscientes de que el comercio local, crea comunidad, da vida a nuestra calles, genera riqueza y empleo local, pero que, lógicamente, no puede competir con las grandes cadenas de tiendas, que a lo largo de todo el año nos invaden con descuentos y ofertas, totalmente imposibles de asumir por el pequeño comercio. Ahora más que nunca hemos de hacer nuestras compras en los comercios locales de Cocentaina.

En el caso de la moda, que es el que conozco en primera persona, la temporada de otoño/invierno siempre ha sido la mas difícil de “sobrevivir”. Si sumamos el “veroño”, que cada vez es más largo, con el Black Friday y las rebajas pasadas las Navidades…
¿podremos mantener el negocio abierto después de estas fechas? Este año con la inflación, la constante subida de la luz, del gas, del agua, los impuestos, las tasas, la cuota de autónomo… sólo podremos subsistir pagándolo todo de nuestros ahorros.
Apoyemos nuestro comercio, nuestra industria y nuestros productos locales. Según reflejan estudios económicos, si cada uno de los alicantinos “consumiéramos un 5% más nuestros productos autóctonos, estaríamos creando 40.000 nuevos puestos de trabajo, en la provincia”.
Volvamos a ser una ciudad viva durante todo el año, capaz de generar el entorno necesario para que todas las personas tengamos una vida digna, nos sintamos contentas de vivir en Cocentaina y podamos seguir contando con comercios locales de calidad, de proximidad y de atención personal, donde el negocio no es «black» sino claro, transparente y de confianza.

Paula Agulló 

Candidata a la alcaldía de Cocentaina per el Partit Popular