El Ayuntamiento de Alcoy, a través de la concejalía de Políticas Inclusivas, ha empezado a pintar pictogramas en los pasos de peatones próximos a centros educativos, parques y zonas deportivas con el fin de que las personas con autismo comprendan y entiendan con mayor facilidad las funciones del paso de cebra.

Se trata de pictogramas oficiales homologados, puesto que actualmente es el sistema alternativo por excelencia utilizado para la comunicación con este colectivo. El proyecto consiste en el dibujo de una secuencia de pictogramas en la primera y última franja de los pasos de peatones. Estos pictogramas indican: Para, mira, coche parado y cruza.

Hay que destacar que son azules porque, dentro de la Seguridad Vial, las señales de tráfico que sirven para informar son cuadradas y de color azul. Además, el azul es el color representativo del autismo, dando así visibilidad al colectivo. La secuencia es una adaptación de los pasos de peatones. Tiene que ser natural al llegar a este punto esperando la oportunidad para cruzar, mirar los pictogramas, por eso se pintan en el primer lugar donde fijamos la vista al situarnos frente al paso de peatones, es decir, la primera franja blanca.

«Este es un proyecto trabajado y consensuado con la Asociación Tea-Asperger Font Roja – Mariola. Actuamos para tener una ciudad más accesible, amable e inclusiva para todos los colectivos. En este caso la intención es favorecer la integración y colaborar para qué los niños y niñas con autismo puedan transitar de forma más segura. Al mismo tiempo que quitamos barreras arquitectónicas, también trabajamos para eliminar barreras cognitivas».

Hay que destacar que los accesos a los centros educativos donde hay semáforos no se pintarán los pictogramas para evitar dobles indicaciones. En los casos donde no hay pasos de cebra, también se pintarán siguiendo las indicaciones técnicas pertinentes.