El Ayuntamiento de Benilloba ha comunicado la suspensión de las Fiestas de Moros y Cristianos del próximo mes de Agosto, unas celebraciones que tienen lugar cada verano en honor a San Xoxim y que tampoco se llevarán a cabo en esta localidad del Condado debido a la crisis del Coronavirus.

Desde el Consistorio destacan al respecto que la situación sanitaria que estamos viviendo desde los últimos meses impide poder celebrar los festejos en las condiciones habituales al tiempo que detallan el apoyo que ha tenido la medida por parte de las tres Filaes del municipio así como de todos los colectivos e instituciones implicadas en las celebraciones.

El alcalde de Benilloba, Saúl Jordán, explica que las Fiestas de Moros y Cristianos reúnen cada año a mucha gente y abre la puerta a la posibilidad de celebrar algún acto si la evolución de la pandemia lo permite «de momento no hay nada acordado para que esta situación puede cambiar de un día para otro. Al principio se ha adoptado la decisión de suspender las Fiestas y cuando llegue el momento veremos si se puede hacer alguna actividad siempre que se cumplan las correspondientes medidas de seguridad e higiene. La gente del pueblo se ha tomado con resignación esta decisión y seguro que tendremos mucha más ilusión de celebrar las Fiestas del próximo año cuando todo esto haya pasado»; matiza el primer edil. Recordar que las Fiestas de Benilloba incluyen en cada edición las clásicas verbenas nocturnas, la Entrada de Moros y Cristianos, las Embajadas o la procesión en honor al patrón.

Asimismo, uno de los actos más relevantes es la Noche de la Olla, un multitudinario desfile que tiene lugar en la noche del 14 de Agosto y en el que no faltan el humor, la sátira, los disfraces o las críticas más feroces en la actualidad.