Artículo de opinión de Enrique Masiá

La existencia de una sociedad civil diferenciada de la sociedad política es un prerrequisito para la democracia.
Sin ella, no hay Estado legítimo. (Jürgen Habermas).

Después de que un pequeño grupo de personas empezáramos a reunirnos hace más de dos años, y de la presentación pública que realizamos en el Rotonda del Círculo Industrial, el 22 de junio pasado, el Foro Sociedad Civil de Alcoy ha superado los cien integrantes. ¿Y quiénes son éstos? ¿Y qué pretenden? Se puede preguntar con total legitimidad el lector, ciudadano alcoyano. Intentaremos dar respuesta a estas preguntas a través de este escrito.
En primer lugar, lo que somos. EI Foro está integrado por personas de talante liberal, inconformistas, inquietas y dispuestas a operar en la mejora del funcionamiento de la Sociedad Civil, tanto a nivel local como, valenciano, español y europeo. Participando voluntaria y desinteresadamente en una red colaborativa, a título estrictamente personal. Organizado como Centro de Reflexión y Grupo de Presión proactivo. Que buscan únicamente la mejora de la calidad de vida de los habitantes de Alcoy y su área de
influencia, en todos sus sentidos. Y que no estamos dispuestos a esperar contemplativamente la evolución de la situación actual, a todos los niveles indicados, actuando en consecuencia.
Promoviendo para ello acciones regidas por el sistema de valores liberales, esencia de la democracia europea occidental: 1) la persona humana, como elemento básico de nuestra sociedad, 2) la libertad, 3) la
propiedad privada, y 4) la paz y el diálogo como forma de llegar al compromiso y al pacto social.
Es importante precisar también lo que no somos. Sobre todo en este Alcoy de dimes y diretes, de capillas
conspiranoicas de café, que desembocan fácilmente en calificaciones y descalificaciones, cuanto no en insultos, por los consabidos «sabuts» de turno.
El Foro no es ni será un partido político. Ni «correa de transmisión» de ninguno de los actuales, o futuros. Pretende ser más bien «la mosca cojonera» de todos ellos. Mediante la crítica constructiva y el planteamiento de sugerencias y proyectos.
De hecho, y tal como enunciamos en nuestra presentación, el foro Sociedad Civil pretende mejorar la calidad y el nivel de vida de los habitantes de estas comarcas a través de «una política de proyectos» y no de «una política de partidos». Un matiz muy importante.
Si en el foro nos encontramos empresarios, profesionales, técnicos, funcionarios, de diferentes y variados sectores y especialidades, junto a varios políticos de distintas «sensibilidades», todos participamos, en la medida de nuestras posibilidades, a título estrictamente personal, con total independencia del cargo y de la responsabilidad que cada integrante pueda detentar en cada momento. La entrada y la salida de miembros es absolutamente libre. Se entra por invitación o por solicitud, sin más compromiso que el respeto a los valores y objetivos declarados. Y se abandona con un simple adiós.
Hemos formado así una Red sinérgica de ciudadanos que, talante, capacidades y cualidades personales aparte, sólo en las libretas de direcciones de sus móviles tiene un potencial enorme de resolución de problemas y de aprovechamiento de oportunidades. Y en eso estamos.
El que, desde que empezamos a actuar hace más de un año, personas del Foro hayan intermediado, participado y colaborado en diversas actividades, que ya han dado sus resultados, nos reafirman en que la estrategia elegida, – debatir, mediar y presionar a responsables para materializar soluciones, – es el camino adecuado. El lector disculpará si no somos más explícitos en lo referente a citar los frutos en los que algún miembro del Foro ha colaborado en su siembra, cultivo o recolección. Esta es una ventaja del movimiento de la Sociedad Civil: no busca, no buscamos, ni recompensas, ni medallas, ni protagonismos. Nos basta con que «las cosas funcionen bien». Si lo hacen como resultado de que hemos podido aportar algún grano de arena desde el Foro, esa será nuestra íntima satisfacción.
Por último, aprovecho para invitar al Foro a toda persona que se sienta identificada con los valores, estrategia y líneas de acción enunciadas. La única condición es su compromiso de respetarlos y su disposición a colaborar en la medida de sus posibilidades. Curiosos, por favor, absténganse. La página de Facebook de Sociedad Civil de Alcoy tiene ya más de 800 seguidores, en ella se puede seguir los proyectos en los que colaboramos y noticias relacionadas, de alguna manera, con nuestros fines. Cualquier persona interesada puede ponerse en contacto con nosotros a través de ella.

Por Enrique Masiá, Coordinador del Foro SCdA.