Critica el aumento del déficit pese a haber ejecutado solo el 14% de las
inversiones presupuestadas


Alcoy (09.06.2022).- El Partido Popular ha alertado del agujero económico de 3,2 millones de euros con el que el PSOE ha cerrado el presupuesto de 2021. Así lo refleja la liquidación aprobada por el Gobierno local, al que el PP acusa de “irresponsable”. El portavoz del PP, Quique Ruiz, y la concejal Amalia Payá han
advertido de las consecuencias de la “crítica” situación económica, que se traducirá para 2023 en recortes o subida de impuestos.
Los concejales han destacado en rueda de Prensa los “nefastos” indicadores que refleja la liquidación presupuestaria, aprobada por el PSOE tres meses después del plazo máximo fijado por la Ley. Payá ha subrayado con gran preocupación el “agujero” que revela el remanente de tesorería: el déficit acumulado alcanza la cifra de 2.473.851,87 euros. Este concepto, resultado de restar lo pendiente de pago (obligaciones) al dinero que se tiene y al pendiente de cobro (derechos reconocidos), se ha triplicado en solo un año. En 2020, el remanente era de -847.848,44 euros. En 2019, de 558.812 euros.
El remanente de tesorería no recoge la cuenta ‘Acreedores por operaciones pendientes de aplicar a presupuesto’, es decir, las facturas en el cajón, que a 31 de diciembre ascendían a 703.779 euros, tal y como ya denunció el PP hace un mes. El agujero en las cuentas municipales, como ha precisado Payá, ya es, por tanto, de más de 3,2 millones de euros.
La regidora ha apuntado que el remanente negativo evidencia los problemas de liquidez del Ayuntamiento y, por tanto, el riesgo de no poder pagar a corto plazo. Payá rechaza que el incremento del agujero del Ayuntamiento responda a la crisis, tal y como afirma el PSOE. Y lo ha demostrado con datos de otros municipios: Elche cerró 2021 con un remanente de 26,6 millones; San Vicente del Raspeig, con
30,5 millones; Villena, con 25,6 millones. “Cuando comparamos el remanente de Alcoy con el de otros ayuntamientos salta a la vista el mal estado de las cuentas municipales”, ha señalado Payá.
La edil ha subrayado que el agujero aumente a pesar de que el Ayuntamiento apenas realiza inversiones. El pasado año, según la liquidación, solo gastó el 14,4% de todas las inversiones previstas: 4,5 millones de los 31,6 presupuestados tras todas las modificaciones presupuestarias introducidas a lo largo 2021. “El año pasado el PSOE registró el peor nivel de inversión de los últimos años. Se dejó por ejecutar 27 millones de euros presupuestados para proyectos. Así es imposible que la ciudad avance”, ha apuntado Payá.
La liquidación también pone de manifiesto que los ingresos corrientes no son suficientes para pagar los gastos municipales. “La consecuencia es que dinero que debería destinarse a inversiones acaba utilizado para pagar el gasto corriente, lo que deja al Ayuntamiento con un agujero cada vez mayor y con los proyectos de inversión por hacer”, ha dicho. Según la liquidación, el PSOE tiene por hacer proyectos por valor de 13 millones de euros.
Payá ha lamentado que el PSOE saque pecho de haber obtenido un resultado presupuestario positivo de apenas 316.543,41 euros. Sobre todo porque, aparte de no ejecutar inversiones, ese resultado “pone de manifiesto el incumplimiento del presupuesto”. En materia de ingresos, de una previsión de 69,6 millones, el Ayuntamiento solo cobró 60,5 millones. En cuanto a gastos, de los 69,6 presupuestados solo gastó 58,4 millones. “Los números dejan claro que el PSOE no ejecuta lo que está previsto”, ha añadido.
El portavoz del PP ha resaltado que los datos de la liquidación reflejan la “crítica situación económica” del Ayuntamiento. Un estado del que el PP viene alertando desde hace meses. También los informes técnicos. La liquidación demuestra que el presupuesto está hinchado, que los ingresos son insuficientes y que el nivel de inversiones es bajísimo. “Tenemos un agujero económico que el PSOE tapa cada año con dinero que debería dedicar a inversiones. Por eso la ejecución de proyectos es mínima, porque se produce un desvío de fondos que está paralizando Alcoy”, ha puntualizado Ruiz.
El regidor ha expuesto datos para argumentar sus palabras: del préstamo de 4,9 millones contratado el pasado para inversiones, solo se utilizaron 2,9 millones. “Ni teniendo el dinero ejecutan proyectos, porque esos recursos los utilizan para pagar gasto corriente”.
Ruiz ha advertido de las consecuencias de cerrar 2021 con un remanente de tesorería tan negativo. Según la Ley, el Ayuntamiento debe reducir gastos en el presupuesto de 2022 y comprometerse a aprobar el de 2023 con superávit.
“Esta grave situación a la que nos ha llevado la horrible gestión del PSOE obligará a introducir recortes en el presupuesto o a subir impuestos”, ha lamentado. Ruiz ha instado al PSOE a que explique a los alcoyanos cual de las dos fórmulas va a aplicar. “La irresponsable gestión del Gobierno socialista va a tener unas consecuencias graves para todos los alcoyanos”, ha concluido Ruiz.