Amalia Payá: “Ahora ya podemos deducir por qué tardaron cuatro años en recuperar la propiedad, no tenían ningún interés porque no saben qué hacer con el edificio”.

Alcoy (03.08.2022).- El Partido Popular lamenta la pasividad y dejadez del Gobierno municipal de Alcoy para asignar un uso al edificio de los antiguos juzgados de Alcoy, ubicado en la plaza Al-Azraq. Cinco años después de su cierre como Palacio de Justicia el edificio continúa sin uso y en constante degradación.
El edificio que albergaba los juzgados cerró en marzo de 2017 y quedó sin uso. No fue hasta mayo de 2021 cuando se anunció la reversión de la propiedad en favor del Ayuntamiento, para hacerse efectiva en noviembre de 2021. La concejal del Partido Popular Amalia Payá recuerda que el acuerdo firmado en 1976 con el Ministerio determinaba que el inmueble pasaría automáticamente a ser propiedad del Ayuntamiento en cuanto dejase de tener uso judicial, “pero la gestión se hizo larga. Ahora ya podemos deducir por qué tardaron cuatro años en recuperar la propiedad, no tenían ningún interés porque no saben qué hacer con el edificio”.
En septiembre 2021 el gobierno de Antonio Francés anunció la intención de realizar actuaciones de mantenimiento y adecuación para trasladar el departamento de juventud con motivo de las obras de rehabilitación del CCJ. La opción fue descartada.
En noviembre, el alcalde anunció que estaba trabajando en un proyecto de rehabilitación con el objetivo de habilitar en el edificio de Al-Azraq las nuevas dependencias de Servicios Sociales que dan cobertura al barrio de la Zona Norte. Casi un año después no ha habido avance alguno.
El PP reclama al Gobierno que abra un debate sobre la utilidad que debe albergar ese edificio. “Tardaron cuatro años en recuperar una titularidad de un edificio que debería haber pasado a manos del Ayuntamiento de forma automática, marean con propuestas de uso que ni si quiera tienen inicio de expediente pero, a día de hoy, desconocemos qué propuesta tiene el gobierno para el edificio y no ha habido ninguna intervención que frene su deterioro”, resume Payá. “Una vez más, el PSOE de Alcoy deja morir un edificio por su incapacidad para darle un uso que se ajuste a las necesidades de la ciudad”, concluye la regidora.