El PP acusa al Gobierno de esconder la delicada situación económica del Ayuntamiento ocultando facturas


Alcoy (25.04.2022).- El Partido Popular de Alcoy denuncia que el Gobierno local, del PSOE, guarda facturas en el cajón por valor de 703.779 euros. La concejal Amalia Payá acusa al alcalde, Antonio Francés, de ocultar decenas de facturas para maquillar la delicada situación económica del Ayuntamiento de Alcoy.
Payá explica que el informe de ejecución del presupuesto correspondiente a 31 de diciembre refleja el saldo de la cuenta ‘Acreedores por operaciones pendientes de aplicar a presupuesto’, que recoge facturas por bienes y servicios recibidos por el Ayuntamiento pero que quedan sin pagar. El saldo de 703.779 euros representa un aumento de un 434% respecto al 31 de diciembre de 2020, cuando la cifra era de 161.918 euros. El aumento en un solo año ha superado el medio millón de euros.
La regidora muestra su preocupación al comprobar cómo las facturas en el cajón se han disparado en el último año. “Esconder las facturas es una forma de maquillar el agujero del Ayuntamiento y condenar a los proveedores que no cobran”, señala Payá. La edil señala que los 703.779 euros de facturas por pagar agravan todavía más el estado económico del Ayuntamiento, muy delicado como dejó de manifiesto el informe de la Intervención sobre el presupuesto de 2022. La interventora ya alertó de que el Ayuntamiento carecía de ingresos corrientes suficientes para atender a los gastos corrientes.
Payá reprocha al Gobierno del PSOE que todavía no haya aprobado la liquidación del presupuesto de 2021, una información que el Ayuntamiento debe remitir obligatoriamente al Ministerio de Hacienda antes del 29 de abril. “¿Qué más tiene que esconder el PSOE que no es capaz de cerrar las cuentas del año pasado?”, se pregunta la edil. Payá ya advierte de que ni el resultado presupuestario ni el remanente de tesorería (el resultado de restar lo que hay que pagar al dinero que se tiene y al que se va a cobrar) recogerán el importe de las facturas en el cajón.
“Los datos, por tanto, no acabarán de reflejar el complicadísimo estado de la economía del Ayuntamiento”, apunta.
La concejal del PP subraya que en 2010, cuando Antonio Francés estaba en la oposición, denunciaba que el Ayuntamiento de Alcoy tenía facturas en el cajón por valor de 400.000 euros. “Ahora que su desastrosa gestión ha duplicado aquellas cantidades, lo mínimo que debería hacer es ofrecer explicaciones a los alcoyanos sobre por qué está arruinando el Ayuntamiento y exigir responsabilidades a la concejal de Hacienda, Vanesa Moltó”, concluye Payá.