El PP alerta de que el desvío del crédito de inversiones al pago de gastos corrientes mantiene paralizados proyectos desde 2013.

Alcoy (12.04.2022).- El Ayuntamiento de Alcoy solo ejecutó el 14,44% de las inversiones reflejadas en el presupuesto de 2021. Así lo señala el informe sobre la ejecución del presupuesto a fecha de 31 de diciembre. De los 31,6 millones de euros consignados para inversiones reales el Gobierno socialista de Antonio Francés solo usó 4,5 millones. La concejal del PP Amalia Payá recalca que el bajo nivel de ejecución demuestra la mala salud económica del Ayuntamiento, ya manifestada durante el último debate presupuestario: la falta de recursos hace que parte del crédito ingresado para inversiones lo utilice el PSOE para pagar gasto corriente. La consecuencia es la paralización de las inversiones.
En 2021 el nivel de ejecución del capítulo de inversiones fue el más bajo de la actual legislatura. En 2019 ejecutó el 26,1% de las inversiones previstas, en 2020, el 21% y en 2021, solo el 14,44%. Otro dato, manifiesta Payà, “que evidencia que año tras año la situación económica del Ayuntamiento es peor”.
Payá señala que “tanto o más preocupante que la falta de inversión es que el dinero no esté en caja porque los créditos sirven para financiar otros gastos con recursos financieros destinados a inversiones reales y concretas”. La regidora es muy gráfica para explicar la situación: “Si tienes crédito para reformar tu casa, pero te gastas ese dinero en pagar el agua, la luz y el gas, no tienes el dinero y la casa sigue por reformar”, apunta. La consecuencia es la acumulación de proyectos que desde 2013 siguen figurando en el presupuesto y siguen sin ver la luz.
Esta circunstancia pone de manifiesto la “ineficiente gestión” del equipo de Antonio Francés y la escasa validez de sus presupuestos, que acaban por no cumplirse. “Las cuentas de Antonio Francés son solo papel mojado que ni él se cree y que están llevando a la ruina al Ayuntamiento y a la ciudad”, denuncia la concejal.
Ayudas escasas de la Generalitat
Además del bajo nivel de ejecución de inversiones, el informe de ejecución del presupuesto pone de manifiesto el escaso apoyo económico de la Generalitat al Ayuntamiento. En cuanto a las transferencias de capital, es decir, subvenciones de otras administraciones para la financiación de proyectos como Rodes, EDUSI, el plan de accesibilidad o el plan Edificant, tan solo hay unos derechos reconocidos por valor del 14,86% de las previsiones reflejadas en el presupuesto para estos proyectos. Y solo se cobró un 6,67% de estas previsiones: 747.228,10€ de los 11,2 millones de euros previstos.
Respecto a los impuestos directos, de los 24,6 millones previstos para recaudar, el Ayuntamiento solo ingresó 21 millones, 3,6 millones menos. “La ejecución del presupuesto nos indica claramente que las previsiones de ingresos están hinchadas, por eso el PSOE tiene que utilizar el dinero del préstamo para tapar el agujero”, añade Payá. El PP intentó corregir esta práctica en el presupuesto de 2022 a través de un ajuste de los gastos a los ingresos reales, tal y como reclaman los técnicos municipales. Sin embargo, el PSOE rechazó la propuesta y mantuvo una práctica que, como subraya Payá, “pone el Ayuntamiento en riesgo de colapso económico”.