La Guardia Civil de Sax ha detenido a tres varones como presuntos autores de un delito contra la salud pública, al aprehenderles 44.5 kilogramos de marihuana que escondían en el maletero de un vehículo. Durante la prestación de un servicio de paisano, en la localidad de Sax, los agentes observaron como un vehículo, con dos hombres en su interior, estacionaba en las inmediaciones de una estación de servicio.

El conductor se bajó del automóvil y caminó en dirección a los agentes, pasando muy cerca de ellos por lo que enseguida se percataron del fuerte olor a marihuana que desprendía su ropa. Al encuentro de esta persona, llegó un furgón con un único ocupante y ambos mantuvieron una larga conversación. Después, el citado conductor del turismo se acercó, reclamado por su ocupante, a un tercer vehículo, con el que también estuvo hablando durante un tiempo y del que no se pudo conseguir ningún dato.

En ese momento, se personó en el lugar la Guardia Civil de Sax, solicitada por los agentes allí presentes, que ante la sospecha de que se pudiera estar cometiendo un hecho delictivo, procedieron a la identificación de los dos conductores. Mientras, el copiloto que hasta el momento había permanecido dentro del turismo, se bajó del vehículo y claramente nervioso, comenzó a caminar de un lado para otro mientras observaba como los agentes se entrevistaban con las otras dos personas. Ante las preguntas de los agentes, los dos varones se mostraban en todo momento muy nerviosos, con una actitud dubitativa y contradictoria en las respuestas y sin poder justificar con claridad que estaban haciendo allí.

Ante tales hechos, los agentes procedieron a la inspección del interior de los dos vehículos. En el maletero del turismo había varias mochilas deportivas y cajas de cartón y en su interior la Guardia civil halló 81 bolsas transparentes colmadas de cogollos de marihuana y cerradas herméticamente. Cada una de ellas pesaba en torno a los 550 gramos, por lo que la cantidad total de la sustancia interceptada ascendió a 44,5 kilogramos.

En el maletero del furgón, los agentes encontraron una caja que contenía recipientes de cristal de distintos tamaños. El conductor del vehículo no supo determinar el uso que iba hacer de estos objetos. Como consecuencia de la aprehensión de 44.5 kilogramos de marihuana se detuvo a los tres hombres de 26, 30, 53 años de nacionalidad española, checa y rumana, por un delito de tráfico de drogas y otro delito de pertenencia a grupo criminal.

Estos fueron puestos a disposición del Juzgado número 2 de Villena, que decretó el ingreso en prisión sin fianza para dos de ellos y la libertad provisional para el conductor del furgón, con la obligación de comparecer el 1 y 15 de cada mes y entrega del pasaporte. Además fueron intervenidos los dos vehículos utilizados en el momento de la comisión del hecho delictivo.