La Semana Modernista llegó ayer a su fin con un balance de récord. La participación superó las expectativas en todo el programa de actividades propuesto para esta edición. El público respaldó el evento de principio a fin registrándose el mayor número de afluencia durante el fin de semana, días en los que la ciudad ha estado llena. El público extranjero llegado de distintos puntos de la provincia ha aumentado de forma notoria respecto a anteriores ediciones, fruto de la campaña de promoción que el Consistorio local ha realizado en diversos municipios costeros de Alicante.

La última jornada de este evento turístico tuvo al deporte como protagonista. A primera hora de la mañana tuvo lugar la carrera pedestre. Un evento deportivo que se celebró en Alcoy en época modernista y que se revivió con la participación de diversos clubs de atletismo de la ciudad. El Club Atletismo Alcoy resultó el ganador por ser la entidad que mayor número de participantes aportó a la carrera. No faltaron las indumentarias deportivas modernistas, requisito indispensable para la participación en la carrera.

Hacia el mediodía, era el turno del ciclismo. Una «bicicletada» de época tomó las calles de Alcoy. A su paso por el recorrido el público pudo disfrutar de verdaderas piezas de coleccionismo y verdaderas joyas que más que un vehículo son ya un gran elemento decorativo.

Vecinos y visitantes continuaron disfrutando del ambiente en la calle, llenando bares y restaurantes así como la Feria Modernista de La Glorieta que continuó abierta para mostrar al público algunos de los oficios y artesanías de esta espléndida época.

Tal y como indicó la edil de Turismo, Lorena Zamorano, «la valoración de esta edición es inmejorable». Puntualizó que «el balance es más que positivo, desde el Lunes que arrancaron, todas las actividades fueron seguidas de forma multitudinaria, hasta llegar al Viernes por la tarde donde el pueblo de Alcoy volvió a demostrar que somos únicos para implicarse y llevar un proyecto colectivo adelante». Insistió en que «el fin de semana fue una locura la cantidad de gente que acudió, las calles estuvieron llenas, la gente feliz y cada vez más participantes con indumentaria de época, algo que también nos alegra mucho. También hemos apreciado un gran incremento de visitantes incluso extranjeros que ya se han hecho eco de este certamen y no quieren perdérselo».

Zamorano explicó que «piensa que el pueblo de Alcoy ha entendido que esto tiene un gran potencial en todos los sentidos para la ciudad y el apoyo que ha mostrado es el que permitirá que no solo continúe sino que se agrande. Cree que la cultura, el turismo y la economía de la ciudad tienen que estar de enhorabuena porque hemos encontrado un filón del cual la ciudad se beneficiará».