La división Bag-in-Box de Smurfit Kappa ha anunciado la finalización de una importante inversión de 12 millones de euros en nuevas instalaciones de material flexible en su planta de Ibi, España. El nuevo y moderno centro de producción comenzó a funcionar, de forma escalonada, a principios de este año y será una de las fábricas de Bag-in-Box más avanzadas de Europa.
La inversión se ha traducido en una zona de producción adicional de 4.300 m2 que estará equipada con maquinaria avanzada y de alta tecnología, especializada en la fabricación de film.
Gracias a esta nueva maquinaria, la planta abarca el ciclo integral de producción de soluciones de envasado Bag-in-Box, de principio a fin. Este modelo de producción integrada no solo ofrece un servicio más rápido y eficiente a los clientes, sino que además reduce el impacto medioambiental: hasta un 21 % menos de emisiones de CO2 estimadas para la actual cartera de materiales flexibles.
Thierry Minaud, director ejecutivo de Smurfit Kappa Bag-in-Box, ha valorado esta inversión: «Esta inversión estratégica es un paso importante para Smurfit Kappa Bag-in-Box España. Además de introducir tecnología innovadora para crear una planta de Bag-in-Box totalmente integrada, nos permitirá aumentar nuestra capacidad de producción para responder mejor a las demandas del mercado».

Víctor Juan, Film Manager de Smurfit Kappa Ibi, añadió: «Estas nuevas instalaciones acelerarán el desarrollo de nuevos films más sostenibles y proporcionarán un mayor rendimiento para satisfacer las necesidades de nuestros clientes con soluciones de envasado Bag-in-Box de alta calidad. Al mismo tiempo, reforzarán más aún nuestro compromiso con el medio ambiente».
La fábrica de Ibi en España lleva 45 años en funcionamiento. Su plantilla se ha duplicado desde que fue adquirida por Smurfit Kappa en 2007.