En la última Junta de portavoces, el alcalde Toni Francés, anunció la propuesta de que el artista, Antoni Miró fuera declarado Hijo Predilecto y Medalla de Oro de la ciudad de Alcoy. Por lo cual se convocará una ponencia, es decir un escrito con la argumentación del porque merece estos reconocimientos.
Esta ponencia pasará a la Comisión de Servicios a las personas donde se hará una primera votación. Seguidamente y previo al Pleno Municipal, habrá un tiempo porque las personas interesadas tanto a título individual como colectivo puedan hacer sus aportaciones y adhesiones a la ponencia que será leída por el alcalde, Toni Francés, en el Pleno Municipal donde se libran estas distinciones.
«Sin lugar a dudas, Antoni Miró merece este reconocimiento, no solo por su trayectoria artística en varios ámbitos como la pintura, la escultura, el cartelismo o la cerámica o el dibujo, también por su tarea para fomentar la cultura. Es un artista con mayúsculas y como él mismo se define, un trabajador del arte. Miró es un gran representante de nuestra ciudad», ha destacado, el alcalde de Alcoy, Toni Francés.
Antoni Miró nace en Alcoy en 1944. Vive y trabaja en el Mas Sopalmo. En 1960 recibe el primer premio de pintura del Ayuntamiento de Alcoy. En enero de 1965, realiza su primera exposición individual y funda el Grupo Alcoiart (1965-72) y en 1972 el “Gruppo Denunzia” en Brescia (Italia). Son numerosas sus exposiciones dentro y fuera de nuestro país, así como los premios y menciones que se le han concedido. Miembro de diversas academias internacionales.
En su trayectoria profesional, Miró ha combinado una gran variedad de iniciativas, desde las directamente artísticas, donde manifiesta su eficaz dedicación a cada uno de los procedimientos característicos de las artes plásticas, hasta su incansable atención a la promoción y fomento de nuestra cultura.
Su obra, situada dentro del realismo social. Se inicia en el expresionismo figurativo como una denuncia del sufrimiento humano. A finales de los años sesenta su interés por el tema social le conduce a un neofigurativismo, con un mensaje de critica y denuncia que, en los setenta, se identifica plenamente con el movimiento artístico “Crónica de la realidad”, inscrito dentro de las corrientes internacionales del pop-art y del realismo, tomando como punto de partida las imágenes propagandísticas de nuestra sociedad industrial y los códigos lingüísticos utilizados por los medios de comunicación de masas.
Las distintas épocas o series de su obra como “Les Nues” (1964), “La Fam” (1966), “Els Bojos” (1967), “Experimentacions” y “Vietnam” (1968), “L’Home” (1970), “América Negra” (1972), “L’Home Avui” (1973), “El Dólar” (1973-80), “Pinteu Pintura” (1980-90), “Vivace” (1991-2001), “Sense Títol” (2001-2013) y desde 2014 “Sense Sèrie”, rechazan todo tipo de opresión y claman por la libertad y por la solidaridad humana. Su obra está representada en numerosos museos y colecciones de todo el mundo y cuenta con abundante bibliografía que estudia su trabajo exhaustivamente.
En resumen, si su pintura es una pintura de concienciación, no es menos cierto que en su proceso creativo se incluye un destacado grado de “concienciación de la pintura”, en la que diversas experiencias, técnicas, estrategias y recursos se aúnan para constituir su particular lenguaje plástico, que no se agota en ser un “medio” para la comunicación ideología sino que de común acuerdo se constituye en registro de una evidente comunicación estética.
También hay que destacar la Creación de la Cátedra de Arte Contemporáneo Antoni Miró con el objetivo de promover, contribuir al conocimiento y a la difusión del arte contemporáneo, especialmente valenciano, llevada a cabo por la Universitat d’Alacant, junto con Antoni Miró, el Ayuntamiento de Otos y el Ayuntamiento de Alcoy. La Cátedra de Arte Contemporáneo Antoni Miró es un núcleo de reflexión, debate, investigación y divulgación en el campo del arte plástico contemporáneo, así como de sus relaciones con el pensamiento y con el resto de manifestaciones artísticas: literatura, música, cine, entre otros.
La medalla de Oro de la ciudad ha sido librada con anterioridad a personalidades como Camilo Sesto, Ricardo Senabre, Isabel-Clara Simó, Juan Gil Albert, Ovidi Montllor, Amando Blanquer, o Ramón Castañer, entre otros. Y otorgada a título colectivo en la Universitat Politècnica de València, Asamblea local de la Cruz Roja o el Cuerpo de Bomberos de Alcoy, y recientemente al Círculo Industrial, para poner solo algunos ejemplos.