Insta al PP a formular preguntas en las Cortes Valencianas – El PP reprocha al Gobierno que se desentienda de las deficiencias del servicio


Alcoy (13.05.2022).- El PSOE de Alcoy se ha negado a contestar una batería de preguntas sobre los problemas detectados en el Centro Especial de Enfermos Mentales (CEEM) durante sus primeros meses de funcionamiento. El Partido Popular, que formuló las preguntas en la última comisión de Servicios Sociosanitarios del Ayuntamiento de Alcoy, acusa al Gobierno socialista de “desentenderse” del centro, que abrió a finales de 2021 con 10 años de retraso. “No podemos consentir que el Gobierno del PSOE no quiera informar sobre un servicio que la Generalitat presta en Alcoy”, lamenta la concejal Amalia Payá.
Con las ocho preguntas presentadas a la comisión, el PP pretendía conocer la evolución del funcionamiento del centro, así como la situación de diferentes disfunciones detectadas durante los primeros meses de trabajo: renuncia de profesionales, nivel de ocupación de las 40 plazas ofertadas y escasa atención presencial a los usuarios. “Son problemas sobre los que hemos recibido denuncias y que son suficientemente graves como para que un Gobierno responsable tenga información y exija medidas para corregirlos”, subraya Payá.
La concejal considera “decepcionante” que el PSOE instase al PP a presentar las preguntas en las Cortes Valencianas, algo que el principal partido en la oposición ya ha hecho a través de su grupo parlamentario. “Es triste comprobar que el Gobierno del PSOE muestra una indiferencia total ante las consecuencias que
pueden ocasionar las deficiencias detectadas en el CEEM”, apunta Payá. La edil recalca como “muy preocupante” que el Gobierno de Antonio Francés se desentienda de los problemas reales que presenta el funcionamiento de un recurso establecido en nuestra ciudad y tan demandado por la población alcoyana.
La postura del PSOE en torno a los problemas detectados durante los primeros meses de funcionamiento del CEEM es idéntica a la que demostró en torno a la gestión del geriátrico de Oliver, que en la primera ola de Covid padeció uno de los brotes más mortíferos de España. “Antes de la pandemia, cuando preguntábamos por los problemas de los que alertaban los familiares en el geriátrico Domus Vi y exigíamos soluciones, la respuesta del PSOE era que preguntásemos en las Cortes”, recalca Payá. El virus se cobró 73 víctimas. “Parece mentira que después de una tragedia de estas características, el PSOE siga escondiéndose tras la falta de competencias para no hacer nada por la mejora de los servicios que se prestan en Alcoy”, concluye.