Un hombre de 42 años, vecino de Ibi, ha sido enviado a prisión tras pasar a disposición judicial por, presuntamente, robar en dos ocasiones en el interior de un centro social de su localidad y también ocupar ilegalmente una vivienda.

Según la Guardia Civil, la investigación comenzó a finales del mes de Diciembre de 2019 tras conocer de las dos sustracciones en el interior del centro Babilón de Ibi, que pertenece a una asociación sin ánimo de lucro dedicada a la integración social de personas con diversidad funcional mediante la promoción de la autonomía personal, social y formación socio-laboral en diferentes programas. Del interior de las instalaciones, fue sustraído diverso material electrónico como por ejemplo ordenadores, tablets y cámaras de vídeo, el cual era utilizado por los usuarios de la asociación, para fomentar y ayudar a su integración. Este hecho creó una considerable alarma social entre los vecinos de la localidad.

La colaboración ciudadana permitió saber que un vecino del municipio se dedicaba, al parecer, a repartir objetos electrónicos, como los arriba mencionados, en un pub de Ibi a altas horas de la madrugada. Los guardias civiles recuperaron el citado material y detuvieron al hombre después de que éste se trasladara a las partidas rurales de Ibi y Onil, ya estando decretado el estado de alarma, para meterse en viviendas de segunda residencia desocupadas con el fin de dificultar su localización.

Las imágenes captadas por la cámara de seguridad de una de estas segundas residencias revelaron que el sospechoso merodeaba las casas y accedía a ellas por la fuerza a través de puertas o ventanas. Una vez en el interior, permanecía en ellas y pernoctaba varios días abasteciéndose de los alimentos que había hasta que se acababan, cuando se metía en otra casa cercana. Además de pernoctar y alimentarse, antes de abandonar el domicilio ocupado en cuestión también sustrae todos los objetos de valor que pudiese llevarse consigo, como ropa y electrodomésticos para utilizarlos en las próximas viviendas a ocupar por la fuerza.

El pasado 09 de Abril, los agentes de la Guardia Civil de Ibi procedieron a su detención en una partida rural de Onil, donde fue sorprendido, precisamente, mientras trasladaba objetos robados de una caseta de campo a otra.

La investigación sigue abierta para poder determinar la propiedad de más objetos que le han sido intervenidos a esta persona, que por el momento aún no han sido reconocidos porque los dueños de las casas ocupadas ilegalmente se hallan confinados en sus primeras residencias.